Auto-empleo como salida profesional

autoempleados en la playa

Hoy día el mercado laboral no funciona de igual manera que hace 20 ó 30 años.

La globalización, la tecnología y la externalización de servicios hacen que el funcionamiento de una empresa de hoy se parezca muy poco al de hace un par de décadas.

Hoy los mercados están cada vez más saturados, la competencia es mayor y el promedio de vida de las empresas menor, solo aquellas que saben adaptarse con rapidez a los constantes cambios del mercado son capaces de perdurar

En un mercado hiper-saturado, ofrecer productos y servicios de calidad a un precio competitivo implica una reducción de costes operativos por ello, se demanda un tipo de empleo cada vez más flexible.

Trabajadores que son contratados a través de agencias de empleo temporal para trabajar por horas o durante periodos cortos de tiempo para hacer un trabajo específico es muy habitual en los tiempos que corren.

mujer en ordenadorPor otra parte, la lenta pero inexorable llegada de la robótica al mundo de la empresa hará que cada vez se necesite menos trabajadores y que sus salarios tiren a la baja (salvo los de alta cualificación que sean difíciles de sustituir)

Se calcula que para el año 2019 habrá en torno a 2,6 millones de robots en la industria (fuente: BBC) y según el Foro Económico Mundial la robótica destruirá 5 millones de empleos para el 2020 en los países más desarrollados.

De hecho, Erik Brynjolfsson afirma que el 80% de empleos de menos de 20 dólares la  hora serán sustituido en pocos años por la robótica y la inteligencia artificial.

auto-empleo 1

Pero hay muchos trabajos que no podrán ser sustituidos nunca por una máquina y son aquellos que implican creatividad, relaciones humanas, empatía, etc…

Este tipo de trabajos son ideales para el emprendimiento personal porque se puede ofrecer como valor añadido al cliente un servicio personal, cálido y cercano.

Un cliente sin problemas económicos preferirá siempre acudir a la consulta particular de dentista antes que hacerlo en una franquicia donde será atendido por un odontólogo empleado de esa franquicia.

Lo mismo sueles pasar con el fisioterapeuta, el psicólogo, el peluquero, el entrenador personal, etc…

Hay muchos campos donde un auto-empleado puede ofrecer mas valor añadido que una empresa o franquicia si sabe ganarse a su cliente y ser merecedor de su confianza.

Hoy en día está de moda la sub-contratación de mano de obra (contratistas que ofrecen albañiles, pintores, etc… para servicios u obras adjudicadas a otras empresas más grandes) la mayoría de veces esta gente suele estar muy mal pagada (la plusvalía va para el contratista) y su trabajo es eventual.

Si esta gente en lugar de tocar a la puerta de un contratista para que les de trabajo fueran un poco más emprendedores podrían organizarse en forma de cooperativas y tocar la puerta de las grandes empresas para ofrecerles un servicio más implicado y competitivo que el que podría ofrecerle el contratista SL. de turno

autoe-empleo

Emprender no es un camino fácil ya que no todo el mundo está preparado para lidiar con la incertidumbre y el estrés que esto lleva aparejado pero, muchas veces es una opción más segura e inteligente que aceptar empleos precarios y mal pagados.

¿Que da más miedo? ¿Un trabajo precario el que podemos ser despedidos en cualquier momento o atrevernos a emprender por cuenta propia?

Emprender es atreverse a tomar riesgos y puede que a veces no salga bien, pero cuando lo consigues, la sensación de sentir que eres tu quien lleva las riendas de su propia vida es algo que produce mucha satisfacción.