El método de Neville Goddar para convertir los deseos en realidad

En este artículo quiero hablarte del método de Neville Goddar para convertir los deseos en realidad.

Neville Goddar fue un metafísico contemporáneo (murió en 1972) y basándose en las enseñanzas de sus libros Rhonda Byrne ideó el guión de la película “El Secreto”, de la que seguramente has oído hablar

Neville Goddar nació en 1905 en Barbados y se trasladó a Estados Unidos a la edad de 17 años para estudiar arte dramático.

En 1932 comenzó a estudiar la Biblia y a descubrir en ella un sentido esotérico que nada tiene que ver con lo que predican las religiones.

Para Neville la Biblia encierra mucho más que un conjunto de historias difíciles de entender. Encierra un conocimiento oculto destinado solo a los iniciados.  Un saber que cambiará la vida de todo aquel que lo descubra.

Una de las claves de este conocimiento consiste en que podemos hacer realidad todos nuestros deseos mediante el poder de nuestra imaginación

¿En que se basa el método de Neville para conseguir tus deseos o crear tu realidad?

Neville consideraba que todo lo que hay en el mundo está causado por la consciencia del hombre, por lo tanto, debemos operar en la consciencia para que nuestros deseos se conviertan en una realidad.

Pero para que esto sea posible primero debemos entrenar nuestra mente para eliminar de ella todo lo que la perturbe.

Debemos eliminar todo sentimiento negativo de odio, rabia, envidia… Porque estos pensamientos crean turbulencias que impiden que tomemos control sobre nuestra mente.

Aprender a perdonar y a no juzgar a los demás crea paz mental, requisito nº1 para poder tomar el control sobre nuestra mente.

Nuestra mente se divide en 2 partes; la parte consciente y la parte subconsciente.

El consciente sería como el ordenador desde donde podemos crear cualquier documento escrito y luego ordenar su impresión.

El subconsciente sería la impresora, la tinta y también el papel donde imprimimos y traemos a nuestro mundo físico el documento que anteriormente escribimos.

El subconsciente es le encargado de hacer que un pensamiento se convierta en algo físico, real y palpable.

Pero para imprimir un documento válido necesitamos escribir de forma clara y limpia, sin fallos, ni errores, de lo contrario estos errores se verán reflejados en el papel.

Así mismo, debemos conectar correctamente la impresora a nuestro ordenador o de lo contrario no aceptará el documento y no habrá manera de imprimirlo.

De igual manera el ser humano debe establecer lo que desea en su mente consciente y enviar ese pensamiento a su mente subconsciente para que ese deseo se convierta en una realidad.

Pero esto debe hacerse de forma correcta o nada sucederá.

La clave para que nuestro deseo se cumpla y se imprima correctamente en el subconsciente es el sentimiento.

Debes sentir tu deseo como si ya se hubiera cumplido, como si tuvieras un boleto premiado de lotería en tus manos. Aún no has ido al banco a cobrarlo pero, el dinero ya es tuyo y por eso te sientes eufórico.

EL MÉTODO PASO A PASO

Tienes que realizar este método cuando te vayas a acostar, justo antes de dormir.

1º) Túmbate en la cama y relájate hasta llegar a un estado de pre-somnolencia

2º) Debes decidir con la máxima precisión aquello que deseas traer a tu realidad (no pidas imposibles, pide una deseo realista) y no pienses ni un solo segundo en las dificultades o sacrificios que tendrías que realizar para conseguirlo

3º) Relájate aún más y piensa y visualiza tu deseo hecho realidad. Nunca digas o pienses que lo tendrás, piensa que ya lo tienes, que ya tu deseo ha sido concedido y está en proceso de hacerse realidad.

Si tu deseo es tener un coche nuevo no pienses “pronto tendré un coche nuevo” sino “Tengo un coche nuevo y estoy deseando empezar a conducirlo”

Mientras estás en ese estado somnoliento imagina como te sentirías en tu coche nuevo, huele su tapizado, siente el tacto del volante y escucha el rugido de su motor.

NO pienses en como vas a conseguir este coche, no te preocupes, deja que tu subconsciente se encargue de hacer que todo se ponga en orden

4º) Sigue soñando con tu deseo hasta que el sueño de venza. Al día siguiente, no pienses en tu deseo ni por un solo momento, espera que llegue la noche y vuelve a soñar con tu deseo

Esto debes hacerlo todos los días y según Neville tus deseos se harán realidad en el tiempo justo y cuando menos lo esperes.

Tal como son tus pensamientos es tu deseo, tal como es tu deseo es tu voluntad, tal como es tu voluntad son tus actos y tus actos determinan tu destino.